mona de pascua

 

 

En Cataluña es tradición que el padrino regale la mona a su ahijado el Domingo de Pascua. Tradicionalmente, la familia se reúne para entregar a cada ahijado su mona. El Domingo de Pascua es un día para compartir en familia y aprovechar para reunirse. Inicialmente, la mona de pascua se realizaba con una masa de torta azucarada a la que se le añadía un huevo duro encima. La mona tenía tantos huevos como años tenía el niño al que era regalada y sólo se daba mona hasta que los niños y niñas hacían la primera comunión. Con los años, el huevo duro se ha ido sustituyendo por dulces huevos de chocolate.


En Tinyol podrás encontrar, desde la más típica mona de brioche, hasta dulces pasteles de mantequilla, nata o crema quemada. Ven y estaremos encantados de ayudarte a elegir la mona más adecuada para tu ahijado. Además, también disponemos de piezas de chocolate, plumas de colores y figuritas de plástico que te ayudarán a personalizar la mona, para que tu ahijado esté encantado!